MENU

Los Grobo en los Medios

14 Diciembre, 2018
Grupo Los Grobo donó elementos de laboratorio a una Escuela Agraria en Chivilcoy
Son equipamientos que permitirán contribuir al desarrollo y capacitación en investigación y nuevas tecnologías.

Tras conocerse los ganadores de la edición 2018 de Campo Social, el programa de Voluntariado Corporativo de Grupo Los Grobo, dos instituciones de Chivilcoy resultaron beneficiarias en esta oportunidad.

Recordemos que Campo Social, es un programa que promueve y acompaña las acciones solidarias de las personas que trabajan en Grupo Los Grobo, facilitando la concreción de sus ideas, en beneficio de las localidades donde viven y trabajan. Por medio del mismo, la compañía pone a disposición de sus colaboradores un importe de dinero que este año fue de $150 mil para que sean ellos mismos quienes dispongan, a través de un concurso de proyectos, a qué instituciones de su comunidad deciden ayudar. El programa, se viene implementando desde hace más de 10 años.

En esta edición, resultó ganador un proyecto presentado por voluntarios de la sucursal comercial y planta de acopio de Grupo Los Grobo en Chivilcoy que tiene como beneficiaria a la Escuela de Educación Secundaria Agraria N° 1.

La Escuela Agraria es la única institución de Chivilcoy que brinda una opción de formación pedagógica orientada al sector agro. La intención de los voluntarios fue colaborar con el equipamiento del laboratorio de manera de contribuir al desarrollo y capacitación en investigación y nuevas tecnologías. El fondo que recibieron por haber resultado ganadores del Programa Campo Social fue destinado a esos fines: adquisición de materiales, elementos e insumos de laboratorio.

Los Voluntarios que presentaron el proyecto ganador fueron Roberto Frediani, Federico Agostinelli y Fernando Arrocain. Trabajan en la sucursal comercial y acopio de Los Grobo y algunos de ellos ya estaban vinculados con la institución y colaborando en forma personal.

En la edición de este año del programa Campo Social fueron seleccionados 2 proyectos de la ciudad de Chivilcoy, y otros 3, de las ciudades de Zarate, Carlos Casares y Lobería que recibirán $30 mil cada uno destinados a fortalecer la labor de las organizaciones con las que ya se encuentran trabajando o involucrados de alguna manera.

Recorrida por la Escuela Agraria

María Cuesta, del Grupo Los Grobo, fue recibida por la directora de la Escuela Agraria de Chivilcoy Agustina Guaraglia, y al dialogar con LA RAZON, Cuesta manifestó que “contamos con un programa, desde hace más de 10 años, que no lo coordina la Fundación, sino la empresa porque le da la posibilidad a sus colaboradores de desempeñar tareas sociales en las comunidades en donde están insertos, en dónde viven y trabajan, entonces todos los años largamos un concurso de proyectos que se llama Campo Social, que está enmarcado dentro del programa de voluntariado corporativo porque, justamente se busca eso, que el colaborador saque su espíritu de voluntario y que pueda colaborar. Ellos mejor que nadie saben cuáles son las instituciones de su comunidad que necesitan algún tipo de ayuda, o sea en vez de elegirla nosotros a dedo desde el área, le damos la posibilidad de presentar un proyecto y ese proyecto va a concurso. Este año casualmente resultaron ganadores dos de la ciudad de Chivilcoy, lo cual nos alegra muchísimo, porque nosotros en esta ciudad tenemos el Molino Cánepa y una oficina comercial, una sucursal comercial con galpón de agroinsumos”.

-¿Qué impresión se lleva de la escuela?

-La mejor. Al ser una empresa del sector tenemos especial interés en los lugares donde forman gente para que el día de mañana pueda estar trabajando con nosotros. Nos gusta estar cerca de este tipo de instituciones y más aún si viene por el lado de nuestros colaboradores que son voluntarios y nos tengan siempre al tanto de cuáles son las necesidades de estas instituciones para que dentro de lo posible se pueda colaborar y dar una mano.

Biodiesel

La profesora de Química, Analía Ruvira al referirse al proyecto que se está desarrollando en el establecimiento educativo, dijo: “Empezamos a trabajar con energías renovables y surgió la posibilidad de hacer biodiesel a partir de aceite reciclado. No teníamos todos los materiales necesarios en la escuela y presentamos un proyecto a Los Grobo y la escuela se vio beneficiada y los chicos están sumamente contentos. Ahora tenemos todos los materiales en la escuela para empezar el año que viene con esta propuesta”.

--
Fuente: www.larazondechivilcoy.com.ar

Volver